Cuidado del cabello

Cabello poroso: ¿cómo elegir el mejor cuidado?

Hay muchos tratamientos que puedes aplicar para tener un cabello saludable.

Generalmente se realizan en peluquerías, pero es aún más ventajoso tener los productos adecuados en casa.

En particular, debes tener un cuidado que se adapte perfectamente a la naturaleza de tu cabello. Entre los criterios a tener en cuenta, se encuentra la porosidad.

El cuidado del cabello poroso es variado ya que la porosidad se presenta de muchas formas.

Descubre las especificidades del cabello poroso para proporcionar el cuidado adecuado para su mantenimiento.

Definición de cabello poroso

La porosidad del cabello se define por su nivel de absorción y capacidad para retener la humedad.

Las fibras capilares porosas se consideran dañadas. Sus cutículas tienen diferentes formas según el grado de porosidad.

porosidad normal

El cabello sano tiene cutículas abiertas que lo ayudan a respirar e hidratarse mejor.

baja porosidad

Las cutículas están demasiado cerradas. La hidratación y el secado toman un tiempo considerable. Esta baja porosidad se manifiesta a menudo por la sequedad de las fibras al tacto.

El cabello con este nivel de porosidad es difícil de peinar. Incluso el peinado puede dañar las puntas.

La fuerte porosidad

Las cutículas están demasiado abiertas y absorben fácilmente el agua. Sin embargo, su capacidad para retener la humedad es limitada por lo que el cabello queda seco.

El nivel de porosidad evoluciona a medida que aplica cuidados y tratamientos específicos (cepillado, alisado, coloración, etc.).

Independientemente de la forma de las cutículas, la porosidad requiere una consideración seria.

¿Cómo saber si el cabello es poroso?

Existe un método simple llamado «prueba de porosidad» para saber si tu cabello es poroso. Para hacerlo, primero debes lavarlos asegurándote de que no quede ningún rastro de producto y disponer de un vaso de agua.

  • Tome las hebras que se adhieren al cepillo;
  • Póngalos en un vaso de agua a temperatura ambiente;
  • Espera unos minutos.

3 resultados son posibles:

  • Si las hebras flotan, tu cabello tiene un bajo nivel de porosidad;
  • Si están en la mitad del vaso, el nivel de porosidad de tu cabello es normal;
  • Si se corren, tu cabello tiene un alto nivel de porosidad.

Esta identificación definirá los siguientes medios y/o productos de hidratación y nutrición adecuados para tu cabello y cuero cabelludo.

¿Cómo elegir el cuidado del cabello poroso?

El cuidado, especialmente la hidratación, depende del nivel de porosidad. El cabello dañado requiere una atención especial.

La primera regla a seguir es simple: es mejor favorecer los productos sin sulfatos.

Cuidado de la porosidad baja

Dado que las escamas del cabello están cerradas, se recomienda utilizar productos ligeros. Puedes aplicarlos antes o después de tus rutinas capilares.

Un tratamiento con bicarbonato favorecerá la salud de tu cabello.

Antes de lavar, vierte una cucharada de bicarbonato de sodio en dos tazas de agua y luego vierte la mezcla por todo el cabello. Luego espere unos minutos antes de enjuagar.

Los productos para el cabello (champú, acondicionador, spray, aceites esenciales, cremas) ricos en humectantes son los más recomendados.

Generalmente están compuestos por miel, glicerina o simplemente aceites vegetales ligeros como el aceite de almendras dulces y el aceite de oliva.

Después del tratamiento, calienta tu cabello con un secador de pelo o una toalla caliente para abrir las cutículas.

De esta forma, los principios activos presentes en los tratamientos se infiltrarán mejor en tus fibras para nutrirlas e hidratarlas.

Cuidado de la porosidad media

El cabello con porosidad media no requiere cuidados específicos, pues ya cuenta con el nivel de hidratación necesario.

No obstante, sigue siendo recomendable comprobar sistemáticamente la composición de tus productos para no dañar tu melena.

También se debe tener en cuenta que los tintes y colorantes tienden a aumentar el nivel de porosidad del cabello.

Cuidado de la porosidad fuerte

El ritmo de absorción es incorrecto debido a las cutículas demasiado abiertas, por lo que los tratamientos ricos en humectantes y elementos que promuevan el endurecimiento de las escamas son los más adecuados.

Los profesionales recomiendan el uso de champús suaves.

Opta por productos proteicos. Reparan en profundidad la fibra capilar y refuerzan la firmeza de las cutículas.

Las mascarillas de proteínas aportan un brillo y una resistencia impecables a tu cabello. Se recomienda encarecidamente aclarar el cabello con agua limpia una vez que el cuidado haya hecho efecto.

Es necesario aplicar el tratamiento una vez al mes para observar resultados satisfactorios. También puedes optar por un tratamiento a base de huevo o trigo.

puntas-para-el-cabello-poroso

Qué evitar con el cabello poroso

Para que tu cabello absorba mejor los productos, es importante tomar precauciones y evitar ciertos productos o gestos.

Para cabellos de baja porosidad, nunca debes usar:

  • Productos compuestos por elementos demasiado pesados ​​como el ricino y el karité;
  • Productos ácidos, porque cierran aún más las escamas.

Para cabello muy poroso, evite:

  • Cualquier contacto con el calor ya que las cutículas ya están muy abiertas;
  • Productos de aceite de coco si tu cabello está teñido;
  • Productos con una alta dosis de proteína para no amplificar el estado de la fibra capilar.

En el futuro, considere la porosidad de su cabello para darle el cuidado que realmente necesita.

Se recomienda encarecidamente realizar una prueba de porosidad con la mayor frecuencia posible, ya que el estado del cabello cambia.

Los factores externos y los tratamientos a los que se somete tu cabello pueden cambiar la situación.

Ahora ya sabes cómo mimar tu cabello para mantenerlo saludable y lucir genial y saludable.

Leave a Reply